Imprimir esta página

¿CÓMO MANEJAR LOS TRASTORNOS DE CONDUCTA EN LA ENFERMEDAD DE ALZHEIMER?

¿CÓMO MANEJAR LOS TRASTORNOS DE CONDUCTA EN LA ENFERMEDAD DE ALZHEIMER?
                                                                                                                                                                        Cristina Mª Martín Alonso
                                                                                                                                                                             Psicóloga Afads-Norte de Cáceres
                                                                                                                                                                      EX-01217
La Enfermedad de Alzheimer y otras demencias conllevan la aparición de trastornos de conducta en la persona que padece la enfermedad. Lo más adecuado es, en primer lugar, intentar averiguar las causas o razones que pueden desencadenar o acentuar estas alteraciones, es decir, identificar el motivo del trastorno de conducta:
Algunas de las posibles causas de estos trastornos conductuales pueden están relacionadas con:
- El entorno de la persona (su ambiente directo): demasiados objetos, ambiente desorganizado, ambiente sin referencias en cuanto a orientación, ausencia de rutinas, etc.
- Efectos secundarios de fármacos o tóxicos.
- Patologías médicas o déficits sensoriales.
- Problemas en la comunicación: falta de comprensión que produce malos entendidos, falta de atención, lenguaje complejo, incapacidad para expresarse, etc.
- Tareas complejas y/o poco definidas, tareas desconocidas, exceso de tareas, actividades poco motivantes, etc.
A veces, después de analizar y buscar, llegamos a la conclusión de que no hay motivo alguno, es la propia degeneración cerebral la que produce estos trastornos, sin más, pero en muchos casos sí hay causas externas que favorecen o acentúan su aparición.
Algunos trastornos de conducta que pueden aparecer en su domicilio estos días de confinamiento y las pautas a seguir son:

DEPRESIÓN:

- Trate de mantener una rutina para la persona con Enf. Alzheimer.

- Evite los ruidos altos y el exceso de estímulos.

- Fomente un ambiente plácido con gestos afables y recuerdos gratos.

- Evitar/Reducir informaciones preocupantes y/o muy negativas. Adaptar los datos y el mensaje a su nivel de comprensión.

- Tenga expectativas realistas acerca de lo que su familiar puede hacer, para evitar que fracase, y tenga sentimientos negativos.

-  Deje que el enfermo le ayude con tareas simples, para que se sienta activo.

- Sobretodo mantenga una actitud positiva. Intente no transmitir su preocupación, ansiedad o estrés a su familiar. Evite el contagio emocional.

- Elogios frecuentes a la persona, harán que se sienta mejor.
 

  •  
ANSIEDAD:

- Intente averiguar las causas que le producen ansiedad y controlarlas.
 
- Suprima las comidas y bebidas excitantes.
 
- Elimine la música elevada/ruidos elevados. Ponga música relajante.
 
- No visualice programas de TV violentos o inquietantes.
 
- Realice orientaciones de tiempo y espacio cuando lo vea necesario para rebajar la posible angustia producida por la desorientación propia del deterioro. Procure también, una buena iluminación solar por el día y una adecuada oscuridad por la noche para facilitar la orientación.
 
- El esfuerzo mental y físico excesivo también alteran. Es bueno estimular, pero no la sobreestimulación.
 
- Mantenga una vida lo más ordenada y rutinaria posible.
 
- Hablarle de forma cariñosa y pautada para relajar. Dele respuestas sencillas y claras.
 
- Desvíe su atención hacía temas más agradables.
 
- Realizar actividades que sean relajantes, sin dificultad, para no generar frustración, y que pueda derivar en nerviosismo o malestar.
 
 
 
APATIA:
 
- Organizarle actividades que le resulten placenteras.
 
- Facilítele tareas que pueda llevar a cabo para hacerle sentir útil dentro del entorno habitual, que no supongan mucho esfuerzo para no desmotivar, y felicítele por lo que sí ha hecho.
 
- Si el enfermo no desea cooperar en algo es preferible no insistir. Distráigale y vuelva a intentarlo más tarde. Busque los momentos más propicios del día.
 
- Fomente que realice algún ejercicio físico y anímele a relacionarse con usted y los de casa, también si son posibles videoconferencias con otros familiares.
 
- Proporciónele apoyo y escuche sus sentimientos, permita la expresión emocional, y sea comprensivo.
 
- No le critique por su falta de interés y no le juzgue por su falta de afecto.
 
 
 
ALUCINACIONES Y DELIRIOS:
 
- Tranquilícele y háblele en un tono suave.
 
- Transmita seguridad con una actitud serena.
 
-No dejarles solos en los momentos que aparezcan estos trastornos.
 
- Sitúele en un espacio familiar y conocido, con alguna referencia que conozca.
 
- Distraiga su atención con otra cosa.
 
- No niegue su alucinación, para ellos es real.
 
- No entre en discusión. No le dé la razón, ni le lleve la contraria, dígale que le va a ayudar.
 
- Escúchele, sin preguntar sobre la alucinación/delirio, no pida datos sobre lo que dice que ve, siente…podría aumentar el delirio o la alucinación.
 
- Lo más importante es tranquilizar a la persona, que se sienta seguro y acompañado por alguien que le va a ayudar, para así reducir el tiempo de angustia que pueden producir las alucinaciones y delirios.
 

IRRITABILIDAD:

- Identificar si es posible el motivo y prevenir las situaciones que
desencadenan el problema.
 
- Nunca gritarles o regañarles. Mantener la calma, no ponernos tensos.
 
- Hablar en tono sereno y sin gesticular bruscamente.
 
- Dirigir la atención del enfermo hacia otras cosas (Objetos y lugares
que le puedan distraer y relajar).
 
- Explicarles las actividades que se van a hacer y darles tiempo.
 
- Premiar siempre la amabilidad.
 
-Evite riesgos innecesarios como tener objetos peligrosos cerca.
 
-No acceda a las demandas que no sean necesarias, después es más
difícil decir No.
 
-Llamarles por su nombre, recordarles quién somos y qué hacemos.
 
-Consultar con el médico, puede ser conveniente revisar la
medicación. No la utilice como primera medida. Intente antes indagar y
probar otras opciones.
 

DEAMBULACIÓN:

- Facilitarles un ejercicio físico regular controlado (tabla gimnasia)
 
- Mantener una rutina diaria. Esto les proporcionará seguridad.
 
- Acondicionar el entorno sin barreras arquitectónicas: entorno seguro.
 
- Permitirle andar por casa en la medida de lo posible, mientras no haya
riesgos, eliminar obstáculos y muebles auxiliares.
 
- Utilice señales de orientación o pictogramas (con letras ó dibujos en
habitaciones).
 
- Señale los cristales con pegatinas a la altura de los ojos y tape espejos
para evitar que se asuste si fuera necesario.
 
- Tenga visible calendarios y relojes con números grandes para que
pueda estar orientado.
 
- Proteger el hogar con cerraduras y sistemas de seguridad.
 
- No prestar atención a las caminatas, reforzar actividades alternativas.
 

 

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información ‘aquí’. Ver política